LA COSA EXTENDIDA

Exposición «LA COSA EXTENDIDA»

Los órganos de un ser humano anónimo yacen dispersos en una copia virtual del espacio expositivo, ahora devenido en contenedor, acompañados de los restos inmortales de Simón Bolivar y otras figuras difíciles de resolver.

La muestra -compuesta por pinturas tradicionales, dibujos, cables y una copia digital de la galería, refiere por cierto a experiencias personales y colectivas acontecidas durante el último tiempo: la fragilidad del cuerpo individual, la fragmentación del cuerpo social y la difícil tarea de abandonar un marco de pensamiento dualista y binario para hacer las paces con un modo  de vivir híbrido, tecnológicamente mestizo, capaz de aceptar las diferencias entre lo espiritual y lo corporal, lo virtual y lo material.

Así, las pinturas de la muestra son la base de los modelos digitales de la misma. Los ´pulmones y el corazon funcionan por costumbre, y la visita online de la muestra -vía un streaming continuo accequible desde youtube – no es un sucedáneo de visita presencial; sino un complemento que permite probar esta muestra que hibrida virtualidad y materialidad, que es simultáneamente cosa extendida y cosa pensante. [1]

[1] Tomado de los conceptos Cartesianos Res Extensa y Res Cogitans (Cosa Extendida y Cosa que Piensa), a partir de los cuales Renes Descartes inaugura el pensamiento moderno como un sistema dualista, binario, donde el cuerpo y el pensamiento se definen por separación.

Texto: Cristobal Cea

Fotografías (c) NLC, Sesión Antenna

Menú